miércoles, 12 de agosto de 2009

El día que Cuba tuvo su más mala suerte.

Estoy segura que muchos me darán razón en cuanto a que Cuba y los cubanos tuvimos tremenda mala suerte aquel 13 de agosto de 1926, cuando en Birán, Oriente, nació Fidel Castro. Este señor, por llamarlo de alguna manera, regiría nuestros destinos y por qué no, influenció también en la mala suerte de muchos latinoamericanos y africanos, que con sus intenciones de expandir el comunismo a través de todo el mundo, fue el causante de la muerte de miles de ellos. Mañana seguramente si es que todavía pertenece al mundo de los vivos, recibirá muchas felicitaciones por internet o por teléfono de los que le han servido de complíces o como tontos útiles. En esta ocasión seguramente tampoco se dejará ver, eso sólo es posible para las visitas designadas por no se sabe quien. El, que siempre hablaba del respeto al pueblo, ni siquiera ha tenido la delicadeza de dirigirse a él en todos estos años de su convalecencia, ese pueblo que en sus inicios apoyó masivamente su maldito proyecto, que tanto tuvo que soportar sus dilatados discursos de lo mismo con lo mismo. Pero bueno, para qué delicadezas y gestos por parte de este Tirano si ha llevado a ese país contra el muro. Que se vaya, que se vaya, que se vaya ya! Para dónde? Para donde sea, pero que se vaya!

Share/Save/Bookmark

3 comentarios:

  1. no hay mal que dure 84 anos ni pueblo que lo resista

    ResponderEliminar
  2. Queridos amigos:
    El Congreso Virtual Internacional ya esta en marcha.
    Ya hay Ponencias presentadas.
    Ayúdanos, difúndelo y participa.
    Primera Ponencia: Resistencia Cubana: Antúnez
    http://congresovirtualinternacional.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. El mal viene y el mal nace cuando menos se espera como un Omen.

    ResponderEliminar