domingo, 25 de octubre de 2009

Pidiendo disculpas a la comunidad cubana y a los norteamericanos.


En días pasados el diario miamense  "El Nuevo Herald" publicó la noticia sobre el alto porcentaje  -85 a 90 por ciento- de cubanos que han sido arrestados por cargos de siembra de marihuana en casas destinadas para estos fines, en el sur de la Florida. También agregó que estos cubanos en su mayoría han arribado a Los Estados Unidos hace alrededor de cinco años.

Desde que tengo uso de razón, viviendo en Cuba, conocí del éxodo desgarrador de los cubanos y también viví la feroz propaganda política de su sistema totalitario, donde y por sobre todo trabajaba en base a la creación del "Hombre Nuevo".

Los exiliados cubanos que fueron asentándose en Miami, llegaron con la idea que el exilio sería por un corto período de tiempo. La realidad fue otra. El grupo de exiliados crecía y llegaban despojados en su inmensa mayoría de cualquier tipo de fortuna que hubiera pudido ayudar a sustentarlos,  por lo menos en el primer tiempo de su estadío forzoso. Esa era una de las formas que imponía el régimen de Castro a la hora de abandonarse el país.  Médicos, abogados, maestros de renombre en la isla  y cubanos en general tuvieron que hacer labores que nunca antes hubieran imaginado tendrían que desempeñar. Lavar platos y autos, chapear patios, limpiar piso y cultivar tomates en Homstead.  Fueron muchas  las labores que hombres y mujeres, de la crema y nata de la burguesía cubana, acostumbrada a lujos y comodidades desempeñaron con la idea de que lo esencial era ganar el sustento necesario para la vida y la de garantizar los estudios de sus hijos. Muchas mujeres doblaron sus espaldas en factorías donde el salario era mínimo. El matrimonio sin la posibilidad de pagar para el cuidado de los hijos mientras trabajaban, hacían un horario donde uno trabajaba durante el día y otro en la noche. Pocas horas para pasar juntos. Ese sacrificio, esa labor de abejas,  hizo que esta comunidad exiliada, desarrollara esta ciudad de Miami, donde al llegar encontraron solamente pantanos y  unas cuantas casas y  sus habitantes -los americanos-  reclamaban a los recien llegados  el uso de su lengua -inglés- y donde muchos no aceptaban a los cubanos

.La batalla política contra la dictadura que se implantó en Cuba hizo que los exiliados - que cada vez ganaban más en prestigio en Los Estados Unidos-  escalaran posiciones importantes en el aparato gubernamental y con ello beneficios para los cubanos que seguirían arribando a la libertad. Se ganó para los cubanos la implantación de una ley -La Ley de Ajuste Cubano-con la cual se ha dado protección migratoria a cientos de miles de cubanos que de alguna manera ha escapado la isla, huyendo del comunismo. La ley de Ajuste cubano, un privilegio que tenemos los cubanos con relación a otros ciudadanos del mundo que arriban a los Estados Unidos en busca del sueño americano. Se supone que el sueño que perseguimos los cubanos sea el de la libertad, porque venimos de un país donde carecemos absolutamente de ella.

Por eso, al leer esta noticia desagradable, yo que me siento tan cubana y tan orgullosa de ser cubana, la verguenza me embarga. Primeramente considero que eos cubanos además de ser delincuentes, son doblemente traidores. Doblemente traidores porque han llegado a Los Estados Unidos y se han acogido a una Ley que solamente nos ha sido concedida por el prestigio que se ganaron los que llegaron primero a base de sacrificio. Ellos han llegado, como yo, y lo hemos encontrado todo hecho, sólo nos basta una buena dosis de entrega y de ganas de echar pa'lante para llegar hasta donde queramos. Traicionan a los cubanos y traicionan al gentil pueblo norteamericano que nos ha brindado su casa y nos han permitido convivir con ellos sin ningún tipo de discriminación y resulta que estos "abominables" se meten en mundo de las dogras y del fraude..

El Hombre Nuevo que creó la Revolución de los hermanos Castros, quieren hacer dinero rápido y fácil. Es incapaz de con su esfuerzo con trabajo honrado,  ganarse el pan. Se que ganar 8.00 dolares la hora para alguien es angustiante a la hora de  cubrir nuestras necesidades, pero,  qué nos brindaba el régimen castrista a nosotros?  A caso cuando a alguien les aprieta el zapato, no recurre a las oficinas de ayuda pública y allí obtienen sellos para adquirir alimentos y en muchos casos los enfermos logran hasta viviendas donde lo que deben pagar por vivir en ellas es una cantidad asequible cuando reciben el cheque que les da el Gobierno Americano, gracias a las contribuciones que aportamos con nuestro trabajo los  que vivimos en Norteamérica.

Si no se es agradecido con quien nos hace bien, creo que no es posible considerarse una persona decente. Desafortunamente, muchos de los "Hombres Nuevos" que van llegando a este país, están dejando mucho que desear con su comportamiento.

Yo en este caso considero que  debo pedir disculpas a la comunidad cubana y al pueblo norteamericano por el comportamiento de estos cubanos, que no son merecedores de ser tratados como personas decentes y que no deben convivir con nosotros.

Share/Save/Bookmark

1 comentario:

  1. hola Lori. Vengo a comunicarte que hemos iniciado una nueva campaña, Luis Alberto, algunos otros y yo pero, no de parte del FLTC, para que no lo tachen de movimiento y acción política, es particular y por supuesto, nos gustaría contar contigo, tu apoyo y todo lo que puedas. Es importante pasar la petición de firmas a cuanta más gente mejor y el resto. Te dejo el link del blog que hemos creado para la campaña y un abrazo!:
    CAMPAÑA CONCIERTO POR LA LIBERTAD TOTAL DE CUBA:

    http://campanaconciertolibertadtotalcuba.blogspot.com/

    ResponderEliminar