martes, 13 de octubre de 2009

Una vez más " NO" para Yoani Sánchez.


Acogimos la noticia con  alegría. Yoani Sánchez, la bloguera de " Generación Y"  había logrado un nuevo premio. Esta vez el Premio María Moors Cabot 2009 le había sido concedido por la Universidad de Columbia de New York. Tradicionalmente se organiza una ceremonia para la entrega de estos premios .Inmediatamente nos sobrevino la interrogante. En esta ocasión el régimen de La Habana le permitirá viajar a Yoani  a recogerlo? No nos quedaba de otra que esperar. "La tarjeta blanca", el permiso de salida mediante el cual el Gobierno de Los Castros mantiene secuestrada a una nación entera. Si, a una nación entera porque la decisión final de si viajas o no la dan ellos. Finalmente ha llegado la fecha de la respuesta, la negativa  está plasmada en una computadora de los Servicios de Inmigración y Extranjería de Cuba, manejada por las altas esferas del Gobierno cubano y bajo las órdenes del Viejo Jefe o la de su hermano relevo.

Muy sonado fue el caso de la doctora Hilda Molina, quien por alrededor de 15 años fue frustrado su intento de salir a reunirse con su hijo y sus nietos a la Argentina. El viejo dictador  Fidel Castro se ensañó particularmente con ella. La  causa de la doctora Hilda Molina fue manejada hasta por gobiernos extranjeros que abogaron a su favor, hasta que las gestiones de la Presidenta Cristina Fernández, de Argentina, logró  por fin que le otorgaran el permiso de salir del país a la galena.

Yoani Sánchez, en sus breves artículos publicados en su blog "Generación Y"  y seguida por miles de lectores alrededor del mundo, describe la crudeza del diario vivir de los cubanos  mediante un profundo análisis y su óptica personal.  Sus opiniones emitidas a la prensa internacional saca de sus casillas al régimen  porque en  ellas va implícita su crítica al sistema . Fidel Castro se refirió a Yoani de manera despectiva , como suele hacerlo con sus adversarios políticos cuando se enteró del otorgamiento del premio Ortega y Gazet, pero no perdió la oportunidad para castigarla , como también suele hacer con especial ensañamiento cuando sus víctimas se encuentran a su alcance,  negándole el derecho de salir de Cuba para  su presentación a la ceremonia de entrega.

No se si algún gobernante puede tomar a su amparo causa la causa Yoani Sánchez  y abogar por ella, como sucedió con la doctora Hilda Molina, pero no se trata de padrinos, se trata del derecho de todos los cubanos de no tener que "pedir permiso para salir o entrar del país". Los gobernantes democráticos de todos los países del mundo deben tomar esta causa  como suya y presionar al Régimen Comunista de Cuba para que libere a los ciudadanos cubanos. O es que el mundo se ha vuelto hipócrita con la situación de los cubanos?  Vimos un mundo entero cerrar filas contra el régimen de Pretoria en Sudáfrica por la segregacián racial que sufría su pueblo y por la prisión de Nelson Mandela. Por qué volver el rostro con el caso cubano? No menos criminal es este sistema totalitario que discrimina a su pueblo y planta su bota sobre él hasta el punto de asfixiarlo.

Yoani Sánchez debe salir de Cuba a recoger sus premios cuando se los gane o cuando lo desee. Debe ser respetado el derecho de los cubanos a entrar y salir del país. Los cubanos más que nadie y sobre todo los de adentro deben reclamar este derecho, porque es violado cada minuto y a cada  día.  Muchos callan, de manera egoísta porque tal vez cuando solicitan el permiso y pagan por él, les es concedido, pero no se trata de medias verdades. Cubanos, se trata de ser libres, no hay por qué pedir permiso para salir y entrar a nuestro suelo y menos pagar por ello. No hay derecho a que un grupo de " pandilleros cubanos" les de la gana de designar quien entra y quien sale de la isla. 

Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

  1. Muy bueno, Lori.
    Tenemos que recuperar el derecho a entrar y salir de nuestro país, para Yoani y para todos los cubanos, esten dentro o fuera de la isla.
    Un abrazo,
    Vero

    ResponderEliminar
  2. Algún día seremos libres y volveremos a la patria.

    ResponderEliminar