lunes, 8 de febrero de 2010

Los cubanos libres en los funerales de Gloria Amaya.

A mis lectores muestro los funerales de Gloria Sigler, la más anciana del grupo "Damas de Blanco" quien en silla de ruedas participaba en el recorrido pidiendo la libertad de los presos políticos en Cuba. Gloria Amaya, digna descendiente de Mariana Grajales sufrió el acoso de la dictadura. A pesar de su avanzada edad y su fragilidad física fue golpeada por agentes de la Seguridad del Estado en registros perpetrados en su hogar. Dos de sus hijos sufren prisión y su voz desgarrada recorrió el mundo pidiendo atención médica para su hijo Ariel Sigler Amaya, el cual al momento de ser encarcelado contaba con un peso corporal de aproximadamente doscientas libras y en este momento no se puede a penas sostener en pie, su aspecto irreconocible es como salido de un campo de exterminio hitleriano. Se denuncia que el régimen le ha inducido enfermedades dentro del penal para quebrantar su espíritu. A Ariel Sigler Amaya, el aparato represivo de la dictadura le llevó atado a una camilla de ambulancia para que viera a su madre después de muerta. El temple de los Amaya Sigler es únicamente comparable al de los Maceos.

En esos funerales, a pesar de la represión se reunieron un grupo de cubanos libres que se enfrentaron a la Seguridad del Estado Castrista. Antúnez, Iris Pérez, Idania Yánez, Martha Beatriz Roque, Vladimiro Roca y demás opositores y miembros de las Damas Blanco con Laura Pollán al frente. Con el féretro en brazos hicieron el recorrido por el pueblo camino al cementerio. Las voces de los valientes se hizo escuchar en el pueblo Pedro Betancourt y por estos días recorre el mundo de la internet. Esta fue una buena despedida para Gloria Amaya. Como dijera uno de sus hijos al despedir el duelo, "venimos a depositar una hermosa flor que pronto dará sus frutos".



Text
Share/Save/Bookmark

1 comentario:

  1. Es lo mas esperanzador que he visto en estos tiempo y que nos llega de Cuba.

    ResponderEliminar